Las cuatro organizaciones que se sentaron con el madurismo tienen menos de 10% de apoyo, asegura Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos

La Casa Amarilla fue, este lunes 16 de septiembre, el escenario de un hecho histórico para la vida política del país, para bien o para mal. Cuatro partidos de oposición firmaron un compromiso con el gobierno de Nicolás Maduro para implementar cuatro acuerdos parciales: incorporación del PSUV a la Asamblea Nacional, nombramiento de un nuevo CNE, liberación de presos políticos e intercambio de petróleo por alimentos.

Mientras los dirigentes políticos del MAS, Cambiemos, Soluciones y Avanzada Progresista rubricaban el compromiso con funcionarios de Maduro, en otra zona de Caracas el presidente de la Asamblea Nacional (AN), diputado Juan Guaidó, daba detalles sobre la frustrada negociación en Barbados, con la mediación de Noruega.

Estos son algunos elementos que rodean el acuerdo suscrito este 16 de septiembre:

-Los cuatro partidos que asumieron el diálogo con Maduro no suman ni 10% del respaldo popular, explica Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos.

-La liberación de poco más de 50 presos políticos -uno de los elementos del acuerdo- debe cumplirse en cuestión de horas, afirmó este lunes Felipe Mujica, secretario general del MAS. Soluciones está exigiendo que salgan de la prisión militares como Raúl Baduel, héroe del 13 de abril de 2002, y diputados como Edgar Zambrano, primer vicepresidente del Poder Legislativo.

-El regreso a la AN de los diputados del PSUV tiene que ocurrir “de inmediato”, según indicaron voceros del oficialismo y de la oposición.

-El programa de petróleo por alimentos solo puede concretarse con la presencia y el aval de Juan Guaidó y del Gobierno de Estados Unidos, recordó el economista Francisco Rodríguez.