Dijo que “se dieron varias conversaciones” con miembros destacados del chavismo y aseguró que Maduro está rodeado por personas en su “entorno más íntimo” que quieren que “salga del poder”

La intervención militar en Venezuela es una opción que sigue presente entre la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro, porque es una alternativa legal que contempla la Constitución, explicó este jueves en una entrevista exclusiva con EFE el líder del partido Voluntad Popular Leopoldo López.

Nosotros no descartamos ningún escenario que esté dentro de la Constitución y la Constitución prevé que esa es una posibilidad. Espero que no tengamos que llegar a ese punto, pero no lo descartamos, porque es constitucional, porque la libertad es la condición para todo lo demás”, señaló López.

López aseguró que “no hay nada que impida utilizar las herramientas legales constitucionales para intentar lograr la libertad, porque la libertad en Venezuela se mide con muertes”, porque “cada día que pasa es un día en el que mueren niños por desnutrición, personas en hospitales, por la inseguridad”.

Acerca del apoyo con el que cuenta la oposición entre los militares, subrayó que gran parte de los uniformados de la Fuerza Armada están al lado de la causa opositora.

Consideró que la barrera más importante a derribar en estos momento es “el miedo”, que cree, comenzó a caer el pasado martes cuando lideró un levantamiento militar junto a Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino.

“Ahora, ¿qué tenemos que derribar? El miedo. ¿Qué comenzó el 30 de abril? Comenzamos a derrumbar de una manera contundente el temor de los hombres y mujeres de la Fuerza Armada para que tomen las decisiones de actuar”, agregó López.

El opositor, quien aseguró que “se dieron varias conversaciones” con miembros destacados del chavismo, cuyos nombres no facilitó, manifestó que Maduro está rodeado por personas en su “entorno más íntimo” que quieren que “salga del poder”.

Pese a no descartar una intervención militar internacional, insistió que “tiene que ser un proceso pacífico que no recurra a la violencia pero tiene que contar con la fuerza del pueblo y de los militares“.

Preguntado por el levantamiento del pasado martes, explicó que lo concibe como “un día en que había que mandar un mensaje contundente, claro, de adhesión de funcionarios activos con capacidad de ejecutar acciones”.

“Hoy Maduro no puede confiar ni en quien le sirve el café. Él sabe que su propio entorno quiere que él salga, sabe que su propio entorno está en conversaciones con nosotros en todos los niveles, y él sabe que tiene que simular que tiene control”, reiteró.

En opinión de López, “el quiebre” del Gobierno de Maduro “va a continuar”, así como la presión internacional.

López fue detenido en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año.