Múltiples personas en las redes sociales se han atrevido a asegurar que la muerte de Acosta Arévalo fue producto de torturas y han calificado el hecho como un “asesinato”

La muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo escaló este domingo 30 de junio a las redes sociales, sobre todo de diferentes voceros que han solicitado una investigación detallada que de con los responsables del hecho para hacer justicia.

El expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, le solicitó a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, encabezar una comisión que acompañe a Waleska Pérez, viuda del Acosta Arévalo.

Asimismo, el presidente neogranadino, Iván Duque, se unió al rechazo y denuncia de la muerte de Acosta Arévalo ocurrida la madrugada de este sábado 29 de junio.

La muerte fue calificada como una tortura y asesinato por parte del Gobierno nacional y le exigieron al Gobierno nacional entregar el cuerpo del excapitán de corbeta.

Tamara Sujú, directora ejecutiva de Casla Institute y delegada de la Asociación Mundial de Juristas ante la Corte Penal Internacional fue la primera en denunciar la muerte de Acosta Arévalo: llegó este viernes a los tribunales en silla de ruedas, presentando graves signos de torturas y, ante sus quejas, fue trasladado al Hospital Militar del Ejército Dr. Vicente Salias Sanoja, mejor conocido como el Hospitalito, en Fuerte Tiuna, donde falleció a la 1:00 de la madrugada de este sábado 29 de junio.