El llamado a sufragar por cualquier candidato con opción de triunfo ante la coalición oficialista le permitió a los opositores rusos avanzar un peldaño más

Las condiciones en las que la oposición al presidente ruso, Vadimir Putin, acudió a las elecciones municipales celebradas el domingo 8 de septiembre no eran las mejores. Sin embargo, la organización de Putin, Rusia Unida, sufrió un revés, atribuible en buena medida a la estrategia del “voto inteligente” implementada por el líder opositor ruso Alexéi Navalni.

En total, en la llamada jornada única de votación se celebraron más de 5.000 elecciones de distinto nivel, aunque las de la asamblea legislativa (Duma) de Moscú generaron las mayores expectativas.

Los comicios estuvieron precedidos por las mayores manifestaciones opositoras de los últimos años, después de que las autoridades electorales de la capital rusa rechazaran la inscripción de prácticamente la totalidad de las candidaturas de representantes de la oposición extraparlamentaria, reseñó EFE.

El principal argumento usado para rechazar esas candidaturas fue que un alto porcentaje de las firmas presentadas en apoyo de candidaturas eran falsas o no pertenecían a sus titulares.

Sin embargo, para las comisiones electorales, el dictamen de sus expertos tuvo más peso que la palabra de los propios firmantes. Las manifestaciones no se hicieron esperar, y la policía las reprimió y detuvo a sus participantes.

Pese a este escenario adverso, Navalni no se arredró y llamó al “voto inteligente”. Es decir, a votar por el candidato con más posibilidades de derrotar al representante de la formación oficialista independientemente del partido al que pertenezca.

Esta estrategia gana simpatizantes entre la oposición venezolana que considera que, independientemente de las condiciones electorales y de los comicios que sean convocados, la coalición que se opone a Nicolás Maduro debe participar. Este martes el secretario general el Movimiento Al Socialismo (MAS), Felipe Mujica, insistió en que la oposición debe prepararse para conquistar espacios como lo hacen los partidos y organizaciones que se enfrentan a regímenes autoritarios en todo el mundo.

Lo ocurrido en Rusia es “una demostración de que, cuando el pueblo quiere, cuando los políticos no cometen errores ni torpezas, se dan opciones de esa naturaleza”, enfatizó Mujica. Comparó lo ocurrido en Rusia con las elecciones municipales de 2015, en las que la oposición -contra todo pronóstico- triunfó por encima de Maduro.

El dirigente emplazó a los abstencionistas a ofrecer una ruta a seguir que sea mejor que la de participar en elecciones a pesar de las dificultades.