Avanzada Progresista rechaza la posibilidad de una marcha hasta Miraflores o la intervención militar extranjera en el país

El encuentro había sido solicitado desde principios de año por la directiva de Avanzada Progresista (AP), partido fundado por el dirigente opositor Henri Falcón, pero fue la semana pasada que finalmente se concretó, y en Caracas.

No es que no existiera una relación entre AP y Guaidó, aclara el secretario general del partido de Falcón, Luis Romero; de hecho, los votos de Avanzada avalaron la nueva directiva de la Asamblea Nacional (AN). Pero la reunión cara a cara permitió abordar temas como la ruta trazada por el dirigente de Voluntad Popular (cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres).

“Hay diferencias, y esas diferencias fueron abordadas desde una perspectiva muy cordial”, contó Romero a Contrapunto.

Una de ellas es el rechazo de AP a convocar una marcha hasta el Palacio de Miraflores. Otra, la condena a cualquier intervención militar extranjera en Venezuela.

“Nos parece, y así lo hicimos saber, que el mecanismo de toma de decisiones de la oposición democrática en una coyuntura tan compleja y difícil como la actual requiere de la opinión de todos los factores políticos que componen el espectro opositor”, subrayó.

Pero además “hicimos propuestas”, como la de aprovechar la ventana de oportunidades que se abre con el Grupo de Contacto de la Unión Europeo.