El abogado de Juan Requesens y otros presos políticos dijo que los recientes anuncios entre el Gobierno de Nicolás Maduro y un grupo de opositores demuestra que todas esas personas detenidas son inocentes, pues “son rehenes que utilizan para cambiarlos por otras prebendas”

La posibilidad de que los presos políticos entren en las mesas de negociación evidencia que los acusados “no están por los hechos que cometieron sino que son presos o rehenes que tiene el régimen para negociar en cualquier acuerdo político”, dijo este lunes 16 de septiembre, el abogado del diputado Juan Requesens, Joel García.

Son presos de conciencia que son perseguidos por sus ideas y por ser contrarios a la ideología o pensamiento del Gobierno de Nicolás Maduro, dijo el abogado.

El gobierno y algunos partidos políticos de oposición firmaron un acuerdo de paz, donde se establece la liberación de los presos políticos, la designación de un nuevo Poder Electoral, el canje de petróleo por alimentos y medicinas así como el regreso de la fracción del Psuv a la Asamblea Nacional (AN).

La liberación de los presos políticos es “lo único que puede ofrecer a este grupo, porque todo lo demás ya se había conversado. Eso no es nada nuevo, lo que si podrían es entregar a esas personas su libertad por razones de índole político”, situación que demuestra “que todas esas personas son inocentes,” pues “son rehenes que utilizan para cambiarlos por otras prebendas”.

García señaló que los venezolanos deben definir ¿a quién representa esa oposición que firmó un acuerdo de diálogo? y puntualizó que es evidente que el Gobierno es quien decide sobre la suerte de los presos políticos, no un Tribunal, lo que reitera que en Venezuela no hay autonomía de poderes.