El moisés del Dr. José Gregorio Hernández fue cerrado y sellado herméticamente por el cardenal Baltazar Porras, quien destacó que “este paso que dimos para la beatificación demuestra que Venezuela camina y sigue el camino de Nuestro Señor Jesucristo”

Desde la iglesia Nuestra Señora de La Candelaria, inicia este sábado 31 de octubre, la ceremonia de la clausura de la exhumación de los restos del Dr. José Gregorio Hernández, un paso necesario para su beatificación.

Los restos del también conocidos como Siervo de Dios fueron exhumados el pasado lunes 26 del mismo mes, en un proceso encabezado por un Tribunal Eclesiástico, integrado por el cardenal Baltazar Porras, médicos y especialistas forenses así como patólogos.

El cardenal Baltazar Porras aseguró que este proceso fue una operación “mística” y que el grupo de expertos pudo comprobar que las osamentas encontradas en el moisés de la capilla de la Candelaria pertenecen al “Médico de los Pobres”.

El Cardenal detalló que hay una sincronía entre los restos del Dr. José Gregorio Hernández de 1938 y de 1975, con lo que se ha encontrado este año. Asimismo, indicó que un equipo de médicos levantará un informe que posteriormente llevarán a Roma.

“En mis manos muestro una reliquia del Dr. José Gregorio Hernández, este trozo blanco está depositada la clavícula de nuestro santo”, dijo Baltazar.

Asimismo, reiteró que “este paso que dimos para la beatificación de José Gregorio Hernández, demuestra que Venezuela camina y sigue el camino de Nuestro Señor Jesucristo”.

Baltazar Porras también informó que debido a las restricciones debido a la pandemia de COVID-19, la niña Yaxury Solórzano Ortega, quien recibió el milagro reconocido por la Santa Sede, no viajará al Vaticano para llevar las reliquias y el acta para la beatificación del Dr. José Gregorio.

“Le doy gracias a Dios y al doctor José Gregorio Hernández (…) No tengo palabras para pedirle nada, qué más? Me devolvió la vida”, dijo Yaxury Solórzano Ortega, quien recibió el milagro del Venerable.