“Estamos trabajando por elecciones libres. Un Consejo Nacional Electoral imparcial convocaría unas elecciones presidenciales libres”, subrayó el dirigente opositor.

A una semana del 16 de noviembre Juan Guaidó, sigue recorriendo el país “agitando conciencias” y pidiendo a los venezolanos salir ese día con el tricolor en alto en cada rincón.

El llamado lo hizo en el Estado Lara, donde cumplió una agenda que incluyó visita a un mercado municipal, caminata, asambleas de ciudadanos y el “Encuentro Zonal Occidente”.

“Salgamos el 16 de noviembre a recuperar nuestras navidades, levantémonos el 16, despertemos, salgamos con el tricolor en alto en toda Venezuela. Yo estoy en Barquisimeto, porque los vine a buscar para irnos a la calle. Ya el 16, es una victoria si estamos en la calle”.

Agradeció a los venezolanos, a los Diputados de la Asamblea Nacional (AN), a los líderes políticos y a los activistas por “no rendirse” a pesar de la persecución, amedrentamiento y hostigamiento. Recordó que la unión de todos los factores es lo que ha mantenido la lucha por la libertad del país.

Guaidó, estuvo acompañado por el primer Vicepresidente de la AN, Edgar Zambrano; el secretario, Edinson Ferrer; Diputados; y líderes de la región larense.

En su recorrido por el mercado municipal Unión, Guaidó conversó con los comerciantes y clientes, y les pidió sumarse a la lucha de los maestros, estudiantes, profesores universitarios y enfermeras “porque la lucha de unos es la lucha de toda Venezuela”.

Les ratificó que se mantiene la ruta para lograr la libertad del país que pasa por el cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres.

“Para que haya elecciones presidenciales realmente libres, primero debe cesar la usurpación y debe haber una transición para tener las elecciones presidenciales realmente libres. Por supuesto, estamos trabajando por elecciones libres. Un Consejo Nacional Electoral imparcial, convocaría unas elecciones presidenciales libres”.

Dijo que la “única victoria contra la dictadura es que se vaya” e insistió en no perder la esperanza. “De nada sirve ser mayoría para dejarla guardada en la casa”.