Los yips, que son los que suben los cerros caraqueños, no pudieron abastecerse, señaló Hugo Ocando, presidente del Bloque de Transporte del Oeste de Caracas. La tarifa del transporte público debe ser de 10 centavos de dólar para el usuario y 50 centavos adicionales de subsidio para los transportistas, indicó

Para el sector de transporte público no está claro cómo va a funcionar el nuevo esquema de acceso al combustible instaurado en Venezuela, señaló Hugo Ocando, presidente del Bloque del Transporte del Oeste de Caracas. “No tenemos gasolina” para trabajar, advirtió.

Este lunes le hizo seguimiento a las 14 estaciones de servicio del oeste de Caracas, y fue “un desastre total” para las 600 o 700 unidades que funcionan con gasolina. Los GNB nos sacaron de las bombas, no permitieron cargar o surtieron poco, sostuvo. “Ellos están rompiendo el esquema”.

Dijo que le preocupa que, por un subsidio, quieran anclar la tarifa del transporte público, porque los vehículos no solo necesitan combustible.

La tarifa debe ser de 10 centavos de dólar, con un subsidio de 50 centavos que debe pagar el gobierno, insistió en entrevista con Unión Radio. También renovó el llamado a crear un bono de transporte para adultos mayores. En tres meses se deben sincerar las tarifas y las ayudas para los transportistas.


Recordó que hace dos años los obligaron a sacarse el carnet de la patria para acceder al combustible.

“Nos enteramos como todos los venezolanos, por medios de comunicación”.

Recordó que en 2018 participó en la mesa nacional de transporte, en la Vicepresidencia. En ese momento se habló de 0,60 por litro.

Remarcó que no quiere apostar por el fracaso, pero exigió políticas serias y gente responsable.

“Deben instalarse las mesas”, reiteró.