Pusieron “un tobito cada uno”, tal como lo relató una de las residentes

Los hechos ocurrieron el sábado 9 de mayo en un conjunto residencial en El Paraíso. Un incendio de vegetación en las áreas verdes fue creciendo sin que los vecinos pudieran evitarlo. Cuando llamaron a los bomberos más cercanos, llegaron tres efectivos a pie y con una pala.

“Entre los vecinos, como pudimos, bajamos entre todos, un tobito cada uno; otros subieron con machetes y echaron tierra”, relató una de las residentes.

En la zona reciben agua cada semana o cada 15 días. El servicio es errático. No siempre pueden pagar por las cisternas.

Este verano se han reportado incendios de vegetación en la Gran Caracas.