Jesús Armas, coordinador de esa plataforma, dijo que en algunos sectores se ven obligados a comprar “cosas muy caras” como las cisternas que valen más de 100 dólares

Los caraqueños gastan alrededor de 15 mil bolívares semanales en agua debido a las las fallas en la distribución y potabilización del agua.

Así lo aseguró Jesús Armas, coordinador de Ciudadanía Sin Límites y de Monitor Ciudad, en declaraciones a los medios durante el foro Gasto público y su incidencia en la calidad del agua y la salud de los venezolanos organizado por Cedice.

Agregó que por la profunda gravedad de los servicios públicos algunas personas también se ven obligadas a comprar “cosas muy caras” como las cisternas que valen más de 100 dólares.

“El grueso de los caraqueños tienen o que agarrar agua (30%) o comprarla porque no confían en la calidad de la que envía Hidrocapital”, dijo.

Asimismo, mencionó que se dan casos como el de Altos de Lídice donde tienen más de un año sin que el agua llegue a sus hogares, así “como vecinos de otros sectores de Caracas y si vamos al interior del país la cosa es muchísimo más grave”.

“Por eso nos toca visibilizar los datos de lo que ocurre y ser responsables y decirle al mundo entero que hoy se está violando el derecho humano al agua en Venezuela (…) No es por el tema de la lluvia ni por las ondas electromagnéticas, lo que está ocurriendo hoy en los servicios públicos tiene que ver con la impericia de quienes están manejando las empresas públicas y por el modelo político y económico que no es otro sino el socialismo que ha quebrado las empresas públicas al no tener tarifa ni darle buenos sueldos a sus empleados”, expresó.