El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, indicó que espera que la región se libre de conflictos gracias a los esfuerzos latinoamericanos

Los cancilleres de Brasil, Ernesto Araújo, y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, coincidieron este viernes 7 en que la solución a la situación venezolana es democrática y destacaron que Montevideo ha mantenido conversaciones con La Habana.

“Tenemos una visión conjunta sobre el objetivo último y es una visión convergente sobre el futuro democrático de ese país hermano”, declaró Araújo refiriéndose a Venezuela durante el recibimiento que diera en Brasilia a su homólogo uruguayo,
Nin Novoa, quien visita por vez primera la nación carioca desde la asunción de Bolsonaro, en enero.

“Esperamos que, con un esfuerzo latinoamericano; que es el camino más adecuado, la región se libre de conflictos”, pero “la solución tiene que ser venezolana”, apuntó Nin Novoa, quien subrayó que ambos países rechazan “cualquier tipo de intervención” en Venezuela, sobre todo en el plano militar.

El canciller uruguayo reconoció que su país ha entablado contacto con Cuba acerca de la crisis venezolana, pero prefirió no ahondar en detalles.

“Tuvimos contactos con Cuba” y “conversamos con todos los países que quieren conversar”, pero “preferimos mantener un perfil de reserva, pues no se pueden discutir esos asuntos a través de la prensa”, señaló.

Recalcaron que se deben “sumar esfuerzos” para una salida pacífica a la crisis venezolana, aún con sus diferentes posiciones sobre el conflicto.