La abogada participó en el Ministerio para el Servicio Penitenciario desde su creación en el año 2011. No es la primera vez que asume como ministra. Le tocará afrontar problemas como el hacinamiento, la desnutrición y el retardo procesal

No es la primera vez que la abogada Mirelys Contreras es designada como ministra del Servicio Penitenciario. Pero la primera vez, en junio de 2017, duró muy poco como reemplazo de la titular del despacho, María Iris Varela. Hoy, Contreras vuelve a reemplazar a Varela, quien marcha como candidata del oficialismo a la Asamblea Nacional.

Participó en el Ministerio para el Servicio Penitenciario desde su creación en el año 2011, cuando ingresó como Asesora del Despacho de la Ministra; luego se desempeñó como Directora General de Control al Procesado y Procesada (Actualmente Dirección General de Registro y Control Penal). Posteriormente fue designada Viceministra de Atención al Privado y Privada de Libertad.

En 2017, cuando fue nombrada temporalmente ministra del Servicio Penitenciario para que Varela se lanzara como candidata a la asamblea constituyente, Contreras ejercía como viceministra para la Atención al Privado de Libertad.