Buscar “puntos de confluencia para garantizar el porvenir y la felicidad del pueblo” es el objetivo de la delegación de Maduro en la mesa de negociación que se instaló este viernes en Cuidad de México, según informó el jefe de la representación chavista, Jorge Rodríguez

El jefe de la delegación del gobierno de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, llamó este viernes en la noche a que el proceso de negociación y diálogo entre los sectores políticos venezolanos sea pacífico, rápido y con respeto al derecho ajeno.

Sus declaraciones fueron dadas tras firmar un memorando de entendimiento durante un acto público en el Museo Nacional de Antropología, en Ciudad de México, donde aseguró que este proceso “significa mucho, significa todo, porque significa esperanza. Cuidemos esta esperanza, cuidemos nuestra capacidad y audacia, para conseguir puntos de confluencia”.

Jorge Rodríguez, quien también es presidente del Parlamento venezolano, abogó por concretar consensos con celeridad. “Propongo, de manera concreta, que avancemos en acuerdos rápidos y urgentes para proteger al pueblo de Venezuela”.

“Logramos que las controversias de los venezolanos por razones políticas o sociales puedan dirimirse entre connacionales sin ningún tipo de injerencia”, acotó.

Finalmente, dijo que se buscarán “puntos de confluencia para garantizar el porvenir y la felicidad del pueblo”, y advirtió que “Venezuela no funciona con presiones”.