El mandatario replicó a la recompensa ofrecida por el Gobierno de los Estados Unidos, por quien ofrezca información que llegue a su captura y la de varias figuras prominentes de su Gobierno

“El Gobierno de Donald Trump en una acción extravagantemente extremista, vulgar, lanzó un conjunto de acusaciones falsas”, dijo Nicolás Maduro.

Aseguró que, la actitud del Gobierno estadounidense es la demostración “de que les estamos ganando. Si se puede. Somos unos guerreros con la fuerza de nuestro pueblo por delante. No somos nosotros, es la dignidad de nuestro pueblo”.

“No se metan con nosotros, porque sentirán la furia bolivariana y podemos pelear en cualquiera de los terrenos”, sentenció.

Señaló que, “como unos cowboys racistas del siglo XIX, le ponen precio a la cabeza de unos revolucionarios que estamos dispuestos a combatirlos en todos los terrenos”. 

También reiteró el llamado a diálogo con sus adversarios y le dijo a Capriles Radonski, que asumiera el liderazgo. “Manuel Rosales, Ramos Allup los espero para conversar. Al G4 y a todos los factores de la oposición, insisto en que podamos dialogar sobre el coronavirus y conseguir acuerdos”.

“Yo sé que muchos me quieren matar y ahí el caso del traidor de Clíver Alcalá Cordones, que responde a los intereses de Guaidó y confesó que venían a agredir al pueblo de Venezuela, a matarme a mi y a Diosdado, y a otra gente, pero yo me siento a conversar por el bien del pueblo venezolano”, dijo.

Con Colombia

Por otro lado, señaló que por encima de las diferencias que tiene con Andrés Pastrana, expresidente de Colombia, acepta la propuesta que éste hizo de ser el mediador con el Gobierno de Iván Duque, para articular esfuerzos para atacar el coronavirus.

“Le tomo la palabra a Pastrana, quien fue amigo del comandante Chávez, pero que tenemos serias diferencias ideológicas para que coordinemos esfuerzos en la frontera y atacar al coronavirus”, dijo el mandatario.

Maduro reiteró su denuncia de un supuesto plan violento que se organiza en suelo colombiano y bajo las órdenes de Estados Unidos para atacar a Venezuela, por lo que llamó a las autoridades militares venezolanas a estar atentos para contener esos posibles ataques. 

“Alerta, preparados para el combate donde haga falta, cuando haga falta y con toda la capacidad de combate que haga falta, ¿entendido? Entendido. Estamos listos para el combate, no somos cobardes, somos guerreros, queremos la paz, pero estamos listos para el combate”, aseguró. 

Denunció que como parte de las acciones del grupo, en el que involucró al líder opositor Juan Guaidó, “la semana pasada atacaron Punta de Mata para quitarnos el gas y nos quitaron el gas por dos días”. 

Asimismo, dijo que apoya las acciones que anunció este jueves la Fiscalía venezolana para investigar a Guaidó y al militar retirado Clíver Alcalá por formar parte de un supuesto intento de golpe de Estado para derrocarlo.

“Ya el fiscal general ha anunciado acciones que apoyaré como jefe de Estado, todas las órdenes las apoyaré, listo y firme estoy para que haya justicia”, aseveró. 

Igualmente, Maduro anunció que pidió al canciller venezolano, Jorge Arreaza, contactar con las autoridades españolas, ya que Alcalá ha vinculado al dirigente opositor Leopoldo López, que es invitado de la residencia del embajador español en Venezuela, con el supuesto plan conspirador. 

Según Maduro, Cliver Alcalá sostuvo que López “desde la Embajada de España en Caracas sabía todo, estaba en cuenta y estaba de acuerdo”. 

Por ello, le pidió al canciller que haga las gestiones ante el Gobierno de España “para que tome cartas en el asunto porque desde su embajada en Caracas están conspirando para matar a líderes políticos y militares de Venezuela”.