“Le agradezco al cardenal Baltazar Porras, a la Iglesia católica y al nuncio apostólico, pero sobre todo al papa Francisco, por haberle dado este justo reconocimiento y haberle dado este regalo de fe y de espiritualidad a nuestro pueblo”, apuntó el mandatario venezolana, Nicolás Maduro

El mandatario Nicolás Maduro sostuvo este viernes 30 de abril “una reunión de reconciliación” con los representantes de la Iglesia católica del país, a los que ha criticado y acusado de hacer política desde los púlpitos en favor de la oposición.

“Puedo decir que esta reunión que hemos tenido hoy es una reunión de reconciliación, es una reunión de perdón”, afirmó el mandatario después de un encuentro en el palacio presidencial de Miraflores con el nuncio apostólico en el país, Aldo Giordano, así como con el principal líder de la Iglesia venezolana, el cardenal Baltazar Porras.

A esta reunión, que se celebró con motivo de la beatificación del llamado “médico de los pobres”, el doctor José Gregorio Hernández, también asistieron otros prelados de la Iglesia venezolana, miembros de su gabinete ministerial y la diputada y esposa del mandatario, Cilia Flores.

Aunque Maduro no ofreció detalles de los temas tratados en el encuentro, que calificó como “auspicioso y muy espiritual”, sí dijo sentirse “feliz” y agradecido por la beatificación de José Gregorio, un médico y religioso nacido en 1864 que es venerado en Venezuela como un santo.

“Le agradezco al cardenal Baltazar Porras, a la Iglesia católica y al nuncio apostólico, pero sobre todo al papa Francisco, por haberle dado este justo reconocimiento y haberle dado este regalo de fe y de espiritualidad a nuestro pueblo”, apuntó.

“En días como hoy es cuando uno dice (que) vale la pena vivir, (…) para ver días como hoy, 30 de abril, donde Venezuela se llena de luz y de bendiciones”, prosiguió.