El mandatario insiste en su llamado a mantener la cuarentena rigurosa en la tercera y cuarta semana en función de cortar las líneas de contagio

La tercera y cuarta semana de la pandemia han sido determinantes en los países que enfrentan la crisis del coronavirus. Venezuela entra a ese periodo y de allí que las autoridades insisten en que debe mantenerse el distanciamiento social.

Desde Miraflores, Nicolás Maduro, señaló que el país comienza una nueva fase de cara a la pandemia y “entramos a una etapa peligrosa” y alerta sobre la posibilidad de un “rebrote por los contagios comunitarios”.

Indicó Maduro que la “ofensiva” de su Gobierno apunta a lo que se ha denominado “despistajes ampliados personalizados”, para tratar de cortar las cadenas contagio del virus en la población.

“Debemos tener nervios de acero, máxima cordura, serenidad y cuarentena radical”, dijo el mandatario.

Habló de la coordinación con Colombia, a través de una conversación que sostuvieron los ministros de Salud de ambos países.

“Así Duque me quiera matar, nosotros vamos a coordinar esfuerzos para favorecer al pueblo de Colombia y el de Venezuela”, dijo.

El debate político

Por otra parte, indicó que en el plano del debate político interno “están trabajando para frenar todas las amenazas”.

“No quieren oír la realidad, no se quejen después por las redes sociales. La justicia les va a llegar a todos. La justicia les va a llegar a todos los terroristas, los violentos, los conspiradores. A ti que me ves, hasta ti te va a llegar”, dijo Maduro.