“Se confirma la inutilidad de este supuesto grupo de contacto. Un mecanismo de construcción de puentes no debe repetir el guión narrativo de Washington”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores venezolano

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, tachó este sábado 27 de junio de “inutil” al supuesto Grupo Internacional de Contacto, quien se compromete a aumentar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, para alcanzar unas elecciones transparentes.

Las acciones del ente internacional fueron calificados como “mecanismos de construcción de puentes que no debe repetir el guión narrativo de Washington, inmiscuirse en asuntos internos y mucho menos calificar a los actores que procura acercar a partir de sesgos ideológicos”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores.

La reacción de Arreaza surgue por un comentario del canciller de Uruguay, Ernesto Talvi, quién indicó la “Asamblea Nacional (AN), el último órgano electo democráticamente, agradece nuestros esfuerzos y los del Grupo Internacional de Contacto para aumentar la presión sobre el régimen en pos de una salida que asegure elecciones transparentes, justas y con todas las garantías”.

Las discusiones entre el Grupo Internacional de Contacto y el gobierno de Nicolás Maduro se han enfrentado en varias oportunidades, debido a que sus posiciones se contraponen.

Arreaza también se pronunció sobre la última decisión de la Organización de Estados Américanos (OEA) e indicó que “ni siquiera podemos afirmar que la OEA está en ruinas. De ella sólo queda una serie de escombros apilados en un rincón de Washington, cuyo inevitable destino final es el basurero de la historia. Lástima, una organización multilateral pulverizada por el servilismo”.

La OEA reiteró su apoyo a la AN para conducir hacia una transición pacífica y democrática, de conformidad con la Constitución, la Carta Democrática Interamericana y la Carta de la OEA.