El dirigente oficialista Jorge Rodríguez presentó unas supuestas conversaciones, vía Whatsapp, entre los dirigentes de Voluntad Popular Leopoldo López y Emilio Graterón, que mostrarían la presunta organización de “la fiesta en Caracas” o violencia desatada en la Cota 905.

También vinculó al dirigente Hasler Iglesias.

“Es importante que activemos”, citó Rodríguez uno de los presuntos mensajes.

El diputado oficialista aseguró que el dirigente opositor Luis Somaza “es un delincuente” que ha estado “metido en todos los guisos para perpetrar actos de violencia”.

Rodríguez dijo a Gilber Caro que, “la próxima vez que lo capturemos, olvídese del indulto”.