El gobernador del Táchira también estableció contacto con el Superintendente del Seniat, José David Cabello, para aclarar los productos que se importarán y exportarán

El gobernador de Táchira, Freddy Bernal, informó que la inminente reapertura formal de los pasos fronterizos entre Colombia y Venezuela traerá beneficios a la economía de la entidad andina y no dudó en sentenciar que se convertirá en una de las más prósperas del occidente del país.

En una entrevista con Unión Radio, afirmó que “la apertura de frontera va a abrir una gama innumerable de negocios, va a potenciar el turismo, el transporte, va a generar una serie de negocios que generarán empleos de ambos lados de la frontera y una dinámica económica que va a impactar al país”.

Bernal ofreció algunas cifras que mostrarían cómo se proyecta la recuperación económica en la zona: ‘‘Aspiramos una balanza comercial entre Colombia y Venezuela de unos siete mil millones de dólares, la activación de más de 500 empresas en San Antonio de Ureña, esperamos una reactivación de unos tres mil empleos directos en los primeros meses y una proyección de hasta 20 mil empleos.

Destacó que de este lado, “Fedecámaras Táchira, la Cámara de Ureña, estamos listos para la apertura de la frontera porque es un mecanismo de ganar-ganar”.

La nota de Unión Radio indica que en los próximos días habrá una reunión en San Cristóbal con las Cámaras de Comercio de Venezuela y Colombia para afinar detalles sobre el intercambio de productos.

Bernal también ha establecido contacto con el Superintendente del Seniat, José David Cabello, para aclarar los productos que se importarán y exportarán.

“Vamos a importar lo que necesitemos, no lo que ya tengamos aquí, eso será parte de los acuerdos y las conversaciones”, acotó.

Voluntad política

Recordó que desde hace dos años ha mantenido contactos con las autoridades del Norte de Santander y aseveró que la frontera ha estado cerrada “única y exclusivamente” por instrucciones del presidente saliente, Iván Duque.

Ahora, comentó, con las llamadas telefónicas realizadas este jueves entre el mandatario electo, Gustavo Petro y el presidente Nicolás Maduro, se evidencia la voluntad política de Colombia para la apertura comercial y la calificó como “una gran noticia para Venezuela y para la paz”.

El gobernador espera que a partir de ahora se den mayores controles en los llamados pasos irregulares del lado colombiano, porque aseveró “el paramilitarismo y los grupos armados son amparados por la policía y el Ejército de Colombia y estoy seguro que cambiará cuando Petro asuma la presidencia y eso va a permitir minimizar el contrabando”.