Es la primera vez que el Gobierno indica que eran 41 viajeros los que iban a bordo, luego de un primer comunicado en el que aseguraban que eran 21 los pasajeros, una información que fue desmentida por el mismo Ejecutivo a medida que aumentaba el número de fallecidos

El naufragio de una embarcación venezolana en el Caribe, ocurrido el 6 de diciembre, fue causado por la sobrecarga con que viajaba este bote que tenía capacidad para 8 pasajeros y transportaba 41, informó este viernes el gobierno de Nicolás Maduro, sin precisar si el número de muertes subió o se mantiene en 33.

“La principal causa del naufragio fue la sobrecarga de la embarcación tipo peñero (rudimentaria y descubierta) de fibra de vidrio, que teniendo una capacidad para 8 personas y un peso máximo de 2 toneladas, trasladaba 41 personas y un peso aproximado de 4 toneladas”, dice un comunicado del ministerio de Interior y Justicia.

El gobierno explica que los pasajeros “no contaban con chalecos salvavidas” ni otros dispositivos de seguridad que se usan en la navegación, “aunado al mal tiempo predominante en la zona para el momento que se produce el accidente”, con olas que alcanzaban los tres metros de altura.

“La embarcación zarpó de un lugar ilegal y de manera encubierta en horas nocturnas, con la intención de evadir los controles marítimos establecidos por los organismos de seguridad”, prosigue el texto, en el que citan “investigaciones técnicas y forenses” por estos hechos.

Esta tragedia, señala la nota oficial, ocurrió a 11 millas náuticas del punto de zarpe, en la población de Güiria, del estado venezolano de Sucre (noreste), ubicada a unos 140 kilómetros de Trinidad y Tobago, destino al que aspiraba llegar la embarcación naufragada.

Por lo ocurrido, el Ejecutivo ha dispuesto de más controles en la zona “para que estos hechos no ocurran nuevamente” y ha brindado “apoyo social integral a las familias afectadas”.