El parlamentario de Voluntad Popular relató que estuvo 11 días esposado en la cárcel del Sebin en el Helicoide

Después de 53 días preso en los calabozos del Sebin, en el Helicoide, el diputado Gilber Caro se incorporó este martes 18 de junio a la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN).

El dirigente de Voluntad Popular (VP) dijo que pasó “11 días esposado” y que no le permitieron ni hacer una llamada telefónica. Estuvo “en una celda de un metro”. Pese a ello, “en mi corazón no guardo odio”, aseveró. “Gilber Caro salió a evitar”, dijo, “cualquier derramamiento de sangre.

Reconoció la valentía del parlamentario Juan Requesens, también recluido en la sede de la policía política, y sostuvo que pronto saldrá en libertad. “Lo estamos haciendo bien; si no, no nos persiguiesen”.

El foco de la lucha de la oposición debe ser la ruta Guaidó, reiteró: Cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres.

Caro aseguró que les prometió a los presos políticos “ser su voz” y se comprometió a viajar por todo el país. “Tenemos un país grande, tenemos que rescatarlo”.

“Nosotros seremos, esta Asamblea, los que llevaremos la democracia”, prometió.