Borrell señaló que la UE considera ilegítima la elección del diputado Luis Parra en la Asamblea Nacional y amenazó con “medidas específicas contra las personas involucradas”

Los ministros de exteriores de la Unión Europea (UE) continuarán evaluando la situación de crisis presente en Oriente Medio sin perder de vista la situación en Bolivia y Venezuela.

Así se dio a conocer luego de la primera evaluación de la crisis entre Irán y Estados Unidos, y sus efectos.

Los Estados miembros concedieron un “mandato fuerte” al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, para llevar a cabo sus esfuerzos diplomáticos para evitar mayores enfrentamientos.

La UE es consciente del “bloqueo” de la situación y las dificultades para que su enviado especial, Enrique Iglesias, pueda viajar a Caracas para llegar a un acuerdo con todas las partes.