El plan se ejecuta por fases y, conforme se vayan adoptando las medidas que propone el gobierno norteamericano se van levantando las sanciones a distintos sectores

Estados Unidos, anunció el pasado 31 de marzo que está dispuesto a levantar las sanciones hacia Venezuela, si se ejecuta un plan presentado por el Departamento de Estado, con el respaldo del líder de oposición Juan Guaidó, para conformar un gobierno de transición en el país.

La propuesta plantea crear un “consejo de gobierno”, en el que no estén ni Guaidó ni el jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro, que llame a elecciones presidenciales y parlamentarias en un plazo de seis a doce meses.

Michael Kozak, secretario adjunto interino para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU), recordó este viernes a través de su cuenta en twitter la iniciativa.

¿Cómo se conforma el Consejo de Estado?

El Consejo de Estado es la instancia que se propone para regir el país en la transición y sería el encargado de llamar a las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Se prevé que sea formado por cuatro miembros, elegidos por la Asamblea Nacional (AN), no obstante, este consejo no puede ser integrado por miembros del Parlamento o del Tribunal Supremo de Justicia.

Cada partido de la AN que tenga un 25% o más de miembros en el Parlamento selecciona dos miembros del consejo y uno de ellos debe ser un gobernador de algún estado.

Después de ser elegidos, los cuatro miembros seleccionan a una quinta persona, que será el “secretario general” y actuará como presidente interino. Esta persona no puede presentarse a las elecciones presidenciales cuando éstas se convoquen.

Estas son las condiciones bajo las cuales EEUU levantaría las sanciones

Las sanciones más amplias, al gobierno de Venezuela, a la empresa estatal de petróleos PDVSA y al sector petrolero se levantarían en cuanto se haya establecido un Consejo de Estado y se hayan ido las fuerzas de seguridad extranjeras del país (a menos que tres cuartos de la AN aprueben su presencia).

Estados Unidos plantea como uno de sus primeros puntos en la propuesta que se disuelva la Asamblea Nacional Constituyente y solo así, se pueden retirar las sanciones a los miembros del legislativo oficialista que hayan sido señalados por pertenecer a él.

El plan pide que vuelvan todos los miembros de la AN que estén en el exilio, que la Corte Suprema levante el desacato al parlamento opositor y les sean devueltas la inmunidad parlamentaria a los delegados.

Según el plan, cualquier ciudadano venezolano “elegible en concordancia con la Constitución de 1999 puede competir” en las elecciones presidenciales. Esto, “teóricamente”, incluye a Nicolás Maduro, según dijo el enviado especial de EEUU Elliott Abrams a la agencia Reuters.

Guaidó también puede presentarse, dijo el secretario de Estado Mike Pompeo en una rueda de prensa, el pasado martes, en donde reiteró su apoyo a éste.

En este sentido, Pompeo dijo que “creo que lo haría extraordinariamente bien, pero lo que es más importante, es que aún seguimos apoyándole, absolutamente”.