Juan Márquez, fue detenido acusado de portar explosivos escondidos en varios objetos.

El Gobierno de Portugal, anunció este pasado viernes la apertura de una investigación, después de que Venezuela acusara a la compañía portuguesa TAP de permitir al tío de Juan Guaidó, llevar explosivos a bordo de un avión.

“Ante las declaraciones de las autoridades venezolanas sobre un fallo en la seguridad en un vuelo (a Caracas) procedente de Lisboa”, el Ministro del Interior portugués abrió una investigación “para determinar lo ocurrido”, indicó el citado Despacho en un comunicado.

Juan Márquez, tío de Guaidó, fue detenido tras regresar junto a su sobrino de una gira por Colombia, Estados Unidos y Europa, acusado de portar explosivos escondidos en varios objetos.

De su lado, el Ministro Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, expresó “su condena a las graves irregularidades cometidas por la línea aérea TAP”.

“Se facilitó el abordaje del Diputado Juan Guaidó, en la aeronave, quien utilizó una identidad falsa, en claro desapego a las directrices sobre identificación de pasajeros”, y Márquez “transportó materiales prohibidos y sustancias de naturaleza explosiva, incurriendo en una aún más grave violación a las normas de seguridad aeronáuticas”, señaló Arreaza en un comunicado en esa oportunidad.

El pasado miércoles, en su programa en la televisión, Diosdado Cabello, aseguró que el familiar de Guaidó “traía unas linternas tácticas” que escondían “en el compartimento de las baterías sustancias químicas de naturaleza explosiva, presuntamente explosivo sintético C4”.

El Ministro portugués de Exteriores, Augusto Santos Silva, durante un viaje a India, afirmó que las acusaciones formuladas por Venezuela “no tienen sentido”, y espera que “este pequeño incidente sea rápidamente resuelto”.

Venezuela, consideró “ligeras y sin fundamento” las declaraciones del funcionario, “al pretender minimizar tan grave situación”.