Hay un Occidente más débil y un Biden más cuestionado, señaló el profesor de la UCV

Afganistán y Venezuela parece que no tuvieran relación si se piensa en lo económico y comercial, pero sí hay un efecto político, estimó este jueves el internacionalista y profesor universitario Félix Gerardo Arellano.

Parece que el gran ganador de esta crisis es “la política del autoritarismo” con Rusia y China, subrayó Arellano. Rusia se fue posicionando como un aliado político importante y China espera ser el gran ganador de este juego e incorporar a Afganistán a la ruta de la seda.

Occidente sale muy debilitado de esta crisis, y también, la OTAN y la Unión Europea. La geopolítica del autoritarismo tiene a Venezuela como una ficha muy importante en América Latina, analizó Arellano en entrevista con Unión Radio.

Para la evasión de sanciones el club de países autoritarios sale fortalecido. Para el talibán, EEUU capituló y quienes reciben el triunfo en bandeja de plata son Rusia y China, indicó.