En 2018 más de 30.000 venezolanos solicitaron asilo político en Estados Unidos, una cantidad mucho más alta que la de cualquier otra nacionalidad

Un grupo de senadores demócratas pidió este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la concesión del estatus de protección temporal (TPS, en inglés) a los venezolanos “víctimas del régimen de Nicolás Maduro” que están refugiados en EEUU.

En su carta a Trump, los senadores, 23 en total, se refirieron a la difícil situación del exilio venezolano, agravada ahora por la pandemia de coronavirus.

El grupo está encabezado por Bob Menéndez, el miembro de más alto rango del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, junto a Dick Durbin y Chuck Schumer.

“Mientras el pueblo de Venezuela continúa sufriendo opresión política y privación económica a manos del régimen de Nicolás Maduro, ahora también se enfrentan a la alarmante propagación de la pandemia del COVID-19 con un sistema de salud pública en ruinas”, escribieron los senadores a Trump.

“Con ese fin, nuevamente instamos a su Administración a proporcionar de inmediato el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos elegibles que no pueden regresar de manera segura a su país”, agregaron.

Los legisladores recordaron a Trump que “tiene la autoridad que necesita para designar este a venezolanos para que reciban un TPS, dado que las condiciones en en el país suramericano claramente cumplen con los requisitos del estatuto TPS”.

En julio de 2019, la Cámara de Representantes aprobó la Ley TPS de Venezuela, un iniciativa legal que permitiría a los venezolanos acceder a este programa migratorio creado en 1990 y con el que EEUU concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales

Dicha aprobación se llevó a cabo entonces con el respaldo unánime de los demócratas (232 votos), el apoyo de 39 republicanos y de un independiente, mientras que votaron en contra los restantes 158 republicanos.

Según los senadores, la concesión del TPS protegería a unos 200.000 ciudadanos venezolanos que viven en Estados Unidos del peligro de ser deportados, pero los senadores republicanos “se han opuesto repetidamente” a respaldar este proyecto de ley.

La carta de los senadores a Trump marca el último esfuerzo de una campaña de presión emprendida por los legisladores demócratas, después de que la Administración Trump indicara que no consideraría conceder el TPS a los venezolanos.

Tan solo en 2018, más de 30.000 venezolanos solicitaron asilo político en Estados Unidos, una cantidad mucho más alta que la de cualquier otra nacionalidad.