El Judas quemado por los vecinos de esta popular parroquia caraqueña tenía, entre otros rostros, el del mandatario nacional

Vecinos de la Candelaria realizaron la tradicional quema de Judas como señal de protesta y personificaron en el mismo muñeco de trapo al presidente Nicolás Maduro; la alcaldesa de Libertador, Erika Farías; el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que, a pesar de las posibles amenazas de supuestos colectivos y de cuerpos de seguridad del Estado, los vecinos decidieron hacer arder a los responsables de la peor crisis en la historia de Venezuela.

“Primero colocamos el rostro del dictador Nicolás Maduro, quien ha condenado al pueblo a vivir en condiciones inhumanas, sufriendo apagones eternos y condenándonos al Vía Crucis de pasar semanas sin una gota de agua”, indicó. “A Vladimir Padrino López, quien como ministro de la Defensa no ha tenido la valentía de restablecer el hilo constitucional haciéndose cómplice de la destrucción del país”, agregó. Y también a Farías por “convertir a Caracas en una pocilga llena de basura”. , dijo.