Según la investigación más reciente del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos 93,8% de los encuestados debe almacenar agua y 40% sufre apagones todos los días.

El estado de los servicios públicos en Venezuela sigue siendo deplorable, de acuerdo con la investigación más reciente del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos.

Julio Cubas, presidente de este organismo, enfatizó que es el agua “el servicio con más bajo nivel de aceptación por parte de los usuarios”, y puntualizó que la mayor preocupación es la poca constancia. En impopularidad le sigue el servicio eléctrico, especialmente en el occidente del país.

Durante el foro Impacto político económico de los servicios públicos en Venezuela, Cubas detalló que 93,8% de los encuestados tienen que almacenar agua, y acotó que Punto Fijo y Maracaibo son los casos más complicados.

“El almacenamiento de agua es una práctica que se está haciendo cada vez más común”, subrayó, al igual que la compra de camiones cisterna.

Un 30% de las personas “recorren distancias de 100 a mil metros” para conseguir agua.

En 80% del país hay apagones. Cuarenta de cada 100 venezolanos sufren apagones todos los días.

San Cristóbal, Maracaibo y Barquisimeto son las tres ciudades en las que el servicio eléctrico es peor percibido, precisó Cubas.

En el ránking de los servicios con peor imagen en Venezuela sigue el gas doméstico: solo 20% de los usuarios “cuentan con gas directo, lo que deja al resto de los usuarios dependiendo de la recarga de cilindros o bombonas”. No obstante, entre julio y diciembre mejoró el acceso a la bombona de gas.