La lucha armada entre españoles y patriotas no superó la hora brindándole la victoria a las fuerzas de Simón Bolívar, aunque el grupo de corona los superaba en número

Las tierras peruanas fue el escenario donde el libertador Simón Bolívar, aprovechó que sus enemigos españoles se encontraban divididos para vencer a más de 20 mil soldados que superaban al grupo patriota integrado por unos 9 mil, provenientes de Colombia, Argentina, Perú y Chile. 

A continuación algunos puntos claves del enfrentamiento:

-. La Batalla de Junín fue el 6 de agosto de 1824, en las adyacencias de lago de Junín en la cordillera peruana. Este enfrentamiento fue el penúltimo entre el Ejército patriota y el realista por la independencia de América del Sur.

-. Los grupos estuvieron liberados por Simón Bolívar, que en ese momento era presidente de la Gran Colombia, y por el general José de Canterac, al frente de la corona española.

-. El bando patriota estuvo integrado por cerca de 8 mil soldados y unos 1.300 jinetes, mientras que el frente español contaba con 6 mil soldados y 1.200 jinetes al mando del general De Canterac y unos 14.000 soldados bajo las órdenes del general Jerónimo Valdez.

-. La lucha armada no superó la hora debido a que Bolívar aprovechó que sus adversarios estaban divididos, lo que le facilitó la probabilidades de derrotarlos puesto que al general de Canterac, se le dificultó intensificar la pelea en la llanura.

-. Este encuentro dejó una pérdida de 364 soldados y una centena de prisioneros del lado español, y unos 45 muertos del lado de los americanos y una centena de heridos.

-. La batalla en las tierras peruanas fue la antesala para la Batalla de Ayacucho, que fue realizada el 9 de diciembre de 1824, donde Antonio José de Sucre, encabezaría la lucha por última vez al ejército español para consolidar la independencia de América del Sur frente al dominio español.

-. Ese 6 de agosto, el Libertador dijo una de las frases más recordada: “Soldados, vais a completar la obra más grande que el cielo ha podido encargar a los hombres… El Perú y la América entera aguardan de vosotros la paz, hija de la victoria ¡Vosotros sois invencibles!”.