Para el Gobierno de Estados Unidos (EEUU) el presidente de Venezuela no es Nicolás Maduro sino Juan Guaidó, y por ende, lo que ocurre en la embajada venezolana en Washington es una ocupación ilegal.

Carlos Vecchio, representante en EEUU designado por Guaidó, ha calificado a los activistas pro-Maduro como “invasores ilegales”.

Vecchio difundió un video en redes sociales en el cual recuerda que “las autoridades legítimas y reconocidas por Estados Unidos son las designadas” por Guaidó.