Debido al vandalismo no hay cómo volver a las aulas en el núcleo Sucre de la Universidad de Oriente, aseguró la rectora, Milena Bravo

La rectora de la Universidad de Oriente (UDO), Milena Bravo, sostuvo que el nombramiento de un protector para el núcleo Sucre no tiene cabida, porque va contra la Constitución y la ley de universidades.

Bravo piensa que el gobernador de Sucre, Edwin Rojas, en realidad no se refería a nombrar una autoridad paralela, sino un dirigente que se encargue del seguimiento de los trabajos de recuperación, un presunto “padrino protector” para supervisar los trabajos.

La profesora, en entrevista con Unión Radio, llamó al diálogo, al respeto y al reconocimiento entre instituciones. Dijo que ha buscado acercamientos con el mandatario, pero no ha tenido respuesta. La diatriba política hay que dejarla de lado, porque las instituciones no se manejan de esa manera. Bravo pidió respeto a Rojas “como autoridad electa democráticamente” y llamó a conversar y a resolver.

En la UDO-Sucre durante la pandemia han tenido 40 hechos vandálicos denunciados. “No hemos tenido la ayuda necesaria para tener vigilancia permanente”.

Ya no hay ni cómo sentar a los estudiantes en caso de que se regrese a la presencialidad, lamentó la rectora. No hay condiciones para volver a las aulas, indicó, y por eso se están buscando espacios alternos.

Dijo que entregó tres proyectos hace más de un año al Ministerio de Educación Universitaria: remozamiento de las petroaulas, comedor y laboratorios. Todavía no hay comedor en la UDO-Sucre, lamentó.

Bravo acotó que han muerto varios profesores de la UDO y solicitó la vacunación contra la COVID-19.