Por cada graduando solo puede acudir un familiar

Sin foto de grupo. Sin aglomeraciones para llorar la despedida o reír el logro. Las graduaciones de Bachillerato se efectuarán este jueves 30 y viernes 31 de julio, tal como lo anunció meses atrás del ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz. No obstante, este año no será como un año cualquiera, porque la irrupción de la COVID-19 obliga a cambiar el ritual.

En condiciones normales estos días eran de fiesta, encuentro, abrazos, salidas. Este año el coronavirus impuso una nueva forma de hacerlo y en estos dos días se formalizará de esa manera.

Directores de colegios prepararon un aula para recibir a los graduandos, uno por uno. Por cada estudiante solo puede acudir un familiar. Lo que era una ceremonia pública ahora será un encuentro privado, de pocos minutos.