Las seis editoriales que están operativas pueden colocar entre 30 mil y 40 mil ejemplares, estimó el presidente de la Cámara de Editores, Julio Mazparrote

La Cámara de Editores informó que las editoriales están “en pleno proceso de abastecimiento para las librerías” a propósito del regreso a clases presenciales en el mes de septiembre.

Julio Mazparrote, vicepresidente de la cámara, informó que de 23 editoriales quedan seis operativas. Hay entusiasmo en las editoriales y en los colegios, aseguró. Cada editorial puede tener entre 10 y 40 títulos; cada una podría colocar entre 30 mil y 40 mil ejemplares, que no es ni 10% de lo que se colocaba hace 10 años.

Un libro puede costar entre ocho o 15 dólares, calculó. Hay padres y representantes que se están surtiendo ya.

La gran mayoría de los libros que se usan en el país son hechos en Venezuela, destacó el vocero. Los libros para inglés se elaboran fuera de Venezuela, acotó.

Pero las imprentas están prácticamente cerradas y las editoriales están trabajando con el inventario que tenían.

Desde 2011 los libros de editoriales privadas no son usados en planteles públicos, estimó en entrevista con Unión Radio. También hemos tenido problemas con la piratería.

La Cámara pidió medidas de apoyo, como que se permita a las editoriales privadas vender sus libros en planteles privados. Este es un sector que genera empleos, entre 50 y mil empleos, destacó.