Protocolos claros, salarios que permitan vivir y escuchar a padres y representantes son tres peticiones que ratifican Edgar Machado, Jaime Lorenzo y Ana Rosario Contreras

Con clases a distancia no se debe seguir, pero tampoco hay condiciones para regresar a clases presenciales. El dilema fue ratificado, este jueves, por dirigentes de gremios de la salud y la educación.

Edgar Machado, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) de Caracas, calcula que 85% de los centros educativos no están en condiciones de recibir a la población escolar en octubre próximo. Pero más de 60% de los docentes no tienen las herramientas tecnológicas para las clases a distancia.

Machado insistió en que todos los sectores, incluidos padres y madres, deben sentarse en una mesa para sopesar riesgos y beneficios.

Más que un mandato para regresar a las aulas hay que debatir caso por caso si hay condiciones, señaló Jaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela (MUV). Lorenzo subrayó que se debe discutir en cada colegio si hay o no posibilidades de abrir. También solicitó un protocolo claro de las medidas que se deben tomar para recibir de nuevo a la comunidad.

El sector salud venezolano ha sido uno de los más afectados por la pandemia (con más de 600 fallecidos), y las enfermeras no quieren que esta situación se repita con los maestros, expresó Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital. Para un año escolar presencial el Estado debe garantizar salarios dignos y protocolos sanitarios.