Sobella Mejías, esposa del diputado, informó que sus dos hijas, su nieta y su yerno lograron visitar el pasado sábado al vicepresidente del Parlamento

El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, detenido el pasado 8 de mayo por ser acusado de participar en un fallido alzamiento militar contra el Gobierno nacional, levantó una huelga de hambre que mantuvo por diez días luego de ser visitado por familiares, informó su esposa, Sobella Mejías.

Este sábado 20 de julio, el vicepresidente cumplió 64 años de edad de los cuales cuatro meses ha permanecido en una celda del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El pasado jueves, el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, denunció que Zambrano había iniciado una huelga de hambre “por los derechos de todos los venezolanos, de sus compañeros secuestrados con él y de todos los presos políticos”.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), abrió procesos penales contra Zambrano y otros 14 diputados por el alzamiento de una treintena de militares el pasado 30 de abril, liderados por Guaidó.

A petición del TSJ, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) le levantó la inmunidad parlamentaria a cada uno.