María Vicenta Dávila, abuela paterna del neonato, espera que los medios de comunicación difundan el caso para apoyar en la búsqueda del bebé

El pasado 3 julio fue raptado en el Hospital Universitario de los Andes un recién nacido, de tan solo dos días de nacido, por una mujer que posee un tatuaje de la línea del tiempo en el brazo derecho. 

La sospechosa se habría hecho pasar por una enfermera del centro asistencial, para luego inyectarle a la madre del bebé una sustancia sedante que ocasionó que cayera dormida por un lapso de cinco minutos. 

El director general del Cuerpo de Investigación Científicas, Penales y criminalísticas, Douglas Rico pidió a la ciudadanía ayudar en la búsqueda del infante. 

“Esto ha causado gran conmoción nacional y vine a supervisar la investigación dirigida por el comisario José Luzardo. No hemos dado con el paradero de la mujer que raptó al menor. Vamos a indagar hasta lograr la ubicación de este infante, que esperamos aún se encuentre con muy buena salud, y tener la felicidad y la dicha de entregárselo a sus padres”, expresó Rico.