Militares de Venezuela destruyeron este miércoles dos campamentos usados para el narcotráfico en los estados de Apure y Zulia, ambos fronterizos con Colombia, informó el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional (FAN), Domingo Hernández Lárez.

El funcionario indicó, en su cuenta de Twitter, que los militares desmantelaron un “campamento” en Apure que estaba “oculto entre la maleza”, donde, además, incautaron gasolina de avión, acetona, armamentos y explosivos, propiedad de presuntos narcotraficantes colombianos.

Asimismo, señaló que, en el marco de la Operación Relámpago del Catatumbo, funcionarios de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) destruyeron, en Zulia, un campamento “dedicado a la construcción de pistas y abastecimiento de combustible”.

“La FANB continúa desmantelando campamentos y estructuras tancol a lo largo del eje transfronterizo con Colombia. Destruiremos cada estructura y expulsaremos a cada invasor de Venezuela”, expresó Hernández.

“Tancol” es un acrónimo inventado por el Gobierno venezolano que no hace referencia a ninguna banda en específico y que significa “terroristas armados narcotraficantes colombianos”.

Además, aseguró que la Fuerza Armada “continúa desplegada localizando e inutilizando pistas clandestinas adecuadas y usadas por los tancol para traer droga desde Colombia”.

El pasado 2 de junio, Hernández, acompañado del presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó que, en los últimos cinco meses, fueron destruidas, en la frontera que Venezuela comparte con Colombia, 257 “estructuras” usadas para el narcotráfico y el terrorismo.

De los 257 espacios desmantelados, 202 eran usados para la fabricación de explosivos, 23 eran laboratorios para la preparación de drogas y 32 eran campamentos logísticos “para comida y combustible”.