“Buenos deseos no construyen realidad. Todos queremos que Venezuela tenga mejores condiciones y oportunidades pero hay datos que indican que no es así”, subrayó Carlos Trapani, coordinador de Cecodap

Para la afirmación de quienes así lo creen, para la ironía de quienes lo refutan, la frase “Venezuela se arregló” se ha convertido en un tema de conversación. Durante la rueda de prensa de Cecodap por la presentación del informe “Somos noticia: Capítulo vulneraciones de los derechos de los niños”, realizada este martes, el tema también estuvo presente. También, la respuesta contundente de Carlos Trapani, coordinador de la organización.

“Buenos deseos no construyen realidad. Todos queremos que Venezuela tenga mejores condiciones y oportunidades pero hay datos que indican que no es así”, subrayó Trapani. “Lo que sí se ha incrementado es la desigualdad, sobre todo, la desigualdad entre la capital de Venezuela y la provincia. Eso es una realidad”.

El abogado señaló que hay “algunas mejorías en algunas áreas de la economía, o hay un mayor abastecimiento en algunos bienes básicos, pero eso no significa que sea de carácter universal, o que eso abarca a toda la población”.

El coordinador de Cecodap aseveró, además, que niñas y niños son “los grandes invisibilizados en las políticas públicas”, y se evidencia en la ausencia de programas de prevención y de protección.

“Que haya ahora mayor capacidad de recepción de casos” en el sistema de protección no significa “la restitución”; hay que hacer evaluación y monitoreo para determinar qué sucede con cada denuncia.

“Desde Cecodap insistimos en que persisten dificultades para la alimentación, nivel de vida adecuado, servicios de atención psicosocial, servicios de salud”, reiteró. “Por eso no necesariamente esa afirmación” según la cual Venezuela se arregló “llega a la cotidianidad” de niñas, niños y adolescentes.