“El sufrimiento y el sacrificio asumido por nuestro noble pueblo ante los problemas de hambre por la hiperinflación indetenible, crisis sanitaria que nos hace muy vulnerables ante la COVID-19, falta de gas doméstico, fallas de agua, combustible y permanentes fallas eléctricas, merece, por humanidad, que las vacunas lleguen lo más pronto posible”, dijo Narváez

El exparlamentario y defensor de derechos humanos (DDHH), Rafael Narváez, se pronunció ante la “paciencia” del Estado en lograr las vacunas contra la COVID-19, tras el anuncio del Gobierno, de un primer lote de 100 mil vacunas “es algo insignificante” para hacerle frente al crecimiento exponencial y el aumento diario de fallecidos por la pandemia. 

Asimsimo, exigió al Estado hacer el mayor esfuerzo posible en adquirir mayor número de vacunas y no “impregnarla de color político”, no exigir ningún requisito que conduzca a una discriminación alguna, “como ha ocurrido anteriormente, obligando a la población a sacarse el Carnet de la Patria para gozar de algún beneficio, sustituyendo al único documento legal que es la cédula de identidad”.

El abogado defensor DDHH expresó que “es la hora de actuar con humanidad, en favor de nuestro pueblo. Qué más le puede pasar que no le haya pasado?, sueldos miserables que siguen incrementado la desigualdad social, niños y ancianos víctimas de desnutrición, aumento del desplazamiento forzado de venezolanos que siguen huyendo del hambre y que luego son deportados con desprecio y xenofobia sin que el Estado emita pronunciamiento condenando el hecho”.

Finalmente, Narváez hizo un llamado a todos los sectores del país, sociedades médicas ,científicas, poderes públicos, al oficialismo y oposición a “constituir un punto de encuentro por la vida, como gesto de humanidad y así retomar lo que un día fuimos como país”.