El abogado considera que el Estado viola la Constitución  con una lista de 27 productos alimenticios calculados con el dólar como referencia y con el reciente aumento del precio de la gasolina “con discriminación”

El defensor de Derechos Humanos, Rafael Narváez, afirmó que el Estado sigue asumiendo actos de discriminación y dividiendo a la población venezolana al solicitar el carnet de la Patria para la adquisición de combustible, acto que catalogó de “criminal”.

Para el abogado, esta acción contradice lo establecido en el artículo 21 de la Constitución Nacional, según el cual todas las personas son iguales ante la ley y en consecuencia no se permitirán actos de discriminación fundados en la raza, sexo, credo, y condición social.

“La única seguridad social que le quedaba a los venezolanos ha sido arrebatada por el aumento brutal del precio del combustible anunciado ayer por un Estado que sigue abusando de la tolerancia de un pueblo arrinconado, indefenso y sacrificado por la crisis sanitaria, colapso de los servicios básicos como el agua, energía eléctrica, gas doméstico”, dijo Narváez.

Aseveró que “ya en nuestro país no quedan derechos humanos que el Estado pueda seguir violando por la sumisión, subordinación de los Poderes Públicos encabezados por el ‘ausente’ defensor del pueblo que sigue bostezando en sus oficinas sin que despierte para asumir sus atribuciones establecidas en nuestra Constitución en defensa, sin color político, de las víctimas de violación de los derechos humanos por parte del Estado de todos los venezolanos”.

El abogado considera que el Estado viola la Constitución con una lista de 27 productos alimenticios calculados usando el dólar como referencia “con sueldo de hambre de 800.000 bolívares”, así como con el reciente aumento del precio de la gasolina “con discriminación” el Estado incumple con la Constitución.

 “Por el contrario, aplica una (Ley)  de ‘bolsillo’ para imponer, amedrentar, reprimir, detener arbitrariamente y encarcelar a quienes expresen su inconformidad por tan profunda crisis que actualmente se vive en nuestro país. Es para violar sistemáticamente los derechos humanos”, finalizó el abogado defensor.