Con una votación de 27 a 22 en el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se produjo un fallo en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, lo que podría traducirse en sanciones de este ente multilateral contra su gobierno..

El caso que se ventiló fue el incumplimiento de las recomendaciones hechas por la Comisión de Encuestas, que habla sobre las violaciones a convenios internacionales y derechos fundamentales de los trabajadores.

La queja fue interpuesta por Fedecámaras como integrante de la OIT ,en nombre de los empleadores y respaldada por una serie de sindicatos venezolanos que adicionaron quejas.

En junio, el Director General de la OIT debe presentar un informe del cumplimiento o no de las recomendaciones hechas por la Comisión de Encuestas.

Esta decisión, abre el camino para una serie de acciones que podría tomar el ente multilateral que comenzaría con la suspensión del apoyo técnico.

Asimismo, los países podrían tomar posiciones frente a sus relaciones con el Gobierno de Venezuela ,a partir de considerarlo un violador de las disposiciones de la OIT.

La decisión señala que se crea un punto para el próximo periodo de sesiones que será en noviembre, el cual se titula: “Consideración de todas las medidas posibles, incluidas las previstas en la Constitución de la OIT, necesarias para garantizar que la República Bolivariana de Venezuela cumpla las recomendaciones de la Comisión de Investigación dentro del plazo requerido ”;