Las sanciones son, insistió Juan Carlos Alvarado, “una violación de los derechos humanos” que se puede evidenciar en los recorridos por el país, pero también le brindan excusas al gobierno “en su ineficiencia e incapacidad de poder solucionar problemas de los venezolanos”

Dos informes fueron presentados, la semana pasada, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela: el de la Misión de determinación de hechos, que evidenció incluso el uso en el país de prácticas del régimen nazi; y el de Alena Douhan, relatora
especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre las medidas coercitivas unilaterales, que alertó que las sanciones han tenido un impacto devastador en toda la población. Y sobre ambos se pronunció Copei este lunes 20 de septiembre.

El informe de la Misión “debe llamar claramente la atención a la representación que estaba en nuestro país”, opinó Juan Carlos Alvarado, secretario general de Copei. Pero también resaltó los pronunciamientos de Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los DDHH; y de Alena Douhan, sobre “la necesidad del levantamiento y flexibilización de las sanciones”.

Las sanciones son, insistió, “una violación de los derechos humanos” que se puede evidenciar en los recorridos por el país. “Estamos en total desacuerdo con que persista este mecanismo como una forma de lograr que un gobierno o un Estado deje de cumplir con sus funciones”.

Copei, afirmó, condenará todas las violaciones de DDHH “tanto en lo interno como en lo externo”.

Ante el escenario de diálogo en México, Alvarado instó a buscar “cuáles son las realmente las necesidades que tienen los venezolanos, qué es realmente lo que esperan los venezolanos tanto en los resultados que pueda arrojar esta mesa de diálogo como los acuerdos políticos”. Este es un momento importante para que la comunidad internacional aborde “todo lo relacionado con las sanciones y la flexibilización de ellas, para que el pueblo venezolano pueda tener acceso a los servicios básicos”, medicinas, alimentos y combustible.

Las sanciones, manifestó, “han permitido brindar excusas a muchas cosas, brindar excusas para el gobierno en su ineficiencia e incapacidad de poder solucionar problemas de los venezolanos”, expresó el candidato por la tolda verde a la gobernación del estado Miranda.