La ONG destacó que en todos los casos investigados los familiares de las víctimas aseguraron que los policías alteraron el lugar de los hechos y manipularon la evidencia

La ONG Human Rights Watch señaló que la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la policía venezolana ha cometido ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias en comunidades de bajos recursos que dejaron de apoyar al Gobierno de Nicolás Maduro.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, expresó que “en un país donde el sistema de justicia se emplea para perseguir a opositores en lugar de investigar delitos, las fuerzas de seguridad venezolanas están haciendo justicia por mano propia, matando y deteniendo arbitrariamente a quienes acusan de cometer delitos, sin mostrar ninguna evidencia”.

Asimismo, Human Rights Watch tuvo acceso a certificados de defunción en cuatro casos que coincidían con lo relatado por las fuentes y con señalamientos de organizaciones de derechos humanos venezolanas y medios de comunicación independientes. Los métodos utilizados por las FAES y las circunstancias de las ejecuciones en los casos que documentó Human Rights Watch son consistentes con el patrón identificado por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y por organizaciones de derechos humanos locales.

La Oficina del ACNUDH realizó una investigación de 20 casos de personas asesinadas entre junio de 2018 y abril de 2019 y recibieron descripciones similares de que agentes de la FAES dispararon y mataron a hombres jóvenes al intentar aprehenderlos en circunstancias en las que el uso de la fuerza letal no era necesario para preservar vidas.