“Se está temiendo que el gobierno de Nicolás Maduro incinere el cadáver del general para hacer desaparecer toda prueba del crimen y el asesinato que se presume se ha cometido”, denunció el abogado Carlos Ramírez López

A la condena general por la muerte del general en jefe Raúl Isaías Baduel, anunciada este martes en la noche por el fiscal designado por la constituyente, Tarek Wiliam Saab, se sumó una exigencia: que se practique la autopsia de rigor a fin de determinar la verdadera causa de muerte.

El abogado Carlos Ramírez López solicitó -a nombre de los abogados del oficial- ayuda internacional “para que se haga una autopsia creíble al cadáver del general”. Ramírez López aseguró que los familiares de Baduel lo visitaron el sábado y lo encontraron bien de salud. Comentó que, incluso, se planteó su posible excarcelación.

“Se está temiendo que el gobierno de Nicolás Maduro incinere el cadáver del general para hacer desaparecer toda prueba del crimen y el asesinato que se presume se ha cometido”, denunció.

El dirigente político Enrique Aristeguieta instó a los familiares a impedir que lo cremen.

En un cuenta en redes sociales @rebeldpatriota, se asegura que varios militares -incluido Baduel- se habrían rebelado contra la pretensión de vestirlos con un uniforme amarillo.