El hostigamiento, la intimidación y la censura fueron las agresiones más frecuentes, donde 70% de las víctimas fueron periodistas

Un total de 57 violaciones a la libertad de expresión, en 24 casos distintos, se registraron en Venezuela durante enero, según un reporte difundido este sábado 5 de febrero por la ONG Espacio Público.

Las agresiones más frecuentes fueron el hostigamiento, la intimidación y la censura, donde 70% de las víctimas fueron periodistas, de acuerdo con un comunicado de la ONG, dedicada a la promoción y defensa de la libertad de expresión, el derecho a la información y la responsabilidad social en medios.

“La ciudadanía en general fue la segunda más afectada por las violaciones al derecho (víctima en 20% de los casos), pues las restricciones de conexión a internet ocurrieron en varios estados del país”, señaló la organización.

Asimismo, dijo que los agresores más frecuentes continúan siendo, en su mayoría, las instituciones del Estado (36%), los cuerpos de seguridad (28%) y funcionarios (20%).

“En comparación con enero del año pasado, registramos un aumento de 90% de las violaciones del derecho a la libertad de expresión, lo que evidencia una política de Estado que constantemente limita la posibilidad de buscar, difundir o recibir información”, agregó.

Espacio Público recordó que, seis días antes de la repetición de los comicios regionales en el estado Barinas funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) sacaron del aire el programa radial del candidato opositor y electo posteriormente gobernador, Sergio Garrido.

Por otra parte, la organización denunció que altos funcionarios del Gobierno venezolano utilizaron los medios y recursos del Estado para “hostigar y amenazar” a medios de comunicación, ciudadanos y periodistas “sin consecuencias e impunemente”.

“Este fue el caso de Roberto Deniz, que fue constantemente hostigado a través de las redes sociales por cuentas adeptas al chavismo”, indicó.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció el jueves el “recrudecimiento” de las “violaciones a la libertad de expresión” en el país caribeño y condenó el “bloqueo de medios digitales” y “uso ilegal de datos personales para acosar a periodistas”.

La SIP, con sede en Miami, cargó contra el bloqueo que desde la madrugada del lunes sufre el acceso a tres medios digitales: Efecto Cocuyo, Crónica Uno y EVTV Miami, este último con sede en esa ciudad de Florida.

La acción, ejecutada por las empresas de telecomunicaciones CANTV y las privadas Movistar, Digitel, Supercable e Inter, operadoras de servicios móviles y de internet, “habría respondido a órdenes de la oficialista Conatel”, señaló la SIP en un comunicado.