La doctora Andreína Urdaneta fue detenida por el Cicpc el 26 de mayo, por reclamar la falta de insumos para atender la COVID-19 en el Hospital de Cabimas.

La acusaron de promoción e incitación al odio por criticar al mandatario Nicolás Maduro y presuntamente difundir una imagen del dirigente oficialista ahorcado.

“Condenamos la detención arbitraria de la doctora Andreína Urdaneta, quien al igual que centenares de médicos en nuestra región exigen la dotación necesaria de bioseguridad para atender a los posibles casos de Covid-19 y evitar el contagio. Ningún médico puede quejarse porque automáticamente le abren un expediente en su contra”, manifestó José Luis Alcalá, presidente de Un Nuevo Tiempo en Zulia, según el diario El Universal.