El sábado 10 de octubre sus padres e hijos pudieron verlo, y el domingo lo hizo su hermana, Danelly Rodríguez

Después de siete meses sin visitas, los familiares del mayor general Miguel Rodríguez Torres, pudieron ver cara a cara al militar y preso político encarcelado en Fuerte Tiuna.

Danelly Rodríguez, hermana del oficial, relató que los padres y las hijas pudieron ingresar el sábado 10 de octubre a las 2 de la tarde y lo acompañarlon durante una hora.

“Habilitaron una salita y permitieron que fuese sin el vidrio”, explicó Rodríguez.

El domingo 11 de octubre, Danelly pudo visitar a su hermano.

“Grabado el momento del ingreso, grabaron la salida”, detalló.

Rodríguez indicó que encontró a su hermano de buen ánimo, aunque con problemas de salud que han requerido de tratamiento traumatológico.

“Seguimos insistiendo en una medida humanitaria”, resaltó. La familia “sigue solicitando una medida que le permita la libertad, por su comprobada inocencia y porque en esos calabozos es imposible que pueda hacerse su tratamiento como debe ser”.

Después de siete meses “le permitieron una libreta y unos lápices”.