Mercedes Muñoz, de la directiva de Avesa, recuerda que la violencia contra las mujeres es un delito y propone algunas medidas para protegerse

Con 75 femicidios registrados en Venezuela, en lo que va del año 2020, (reportados por ONG), la preocupación de las activistas por los efectos de la cuarentena no es banal.

El confinamiento aumenta el riesgo de la violencia contra las mujeres, advierte Mercedes Muñoz, directiva de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa). Las mujeres quedan encerradas bajo el mismo techo con parejas que pueden ser maltratadoras. La cuarentena se convierte en un obstáculo para huir y para salir a la calle a pedir ayuda.

La violencia contra las mujeres es un delito, recuerda Muñoz, y los cuerpos de seguridad deben responder a las denuncias.

Pero la representante de Avesa propone algunas estrategias para que las mujeres puedan resguardarse durante la cuarenta, si les toca estar bajo el mismo techo con alguien que pone en riesgo su salud física y mental.

-Tratar de pasar la cuarentena en casa de amigos o familiares, lejos del agresor.

-Chequeo diario con alguna persona cercana.

-Tener un teléfono guardado y con saldo para llamar o escribir.

-Contarle la situación a alguien de confianza.