La discriminación por edad en Venezuela es un hecho notorio y no nuevo, que invisibiliza a un gran sector de la población, señaló Luis Francisco Cabezas, director de Convite.

Hay muchos prejuicios en el país, como que vejez es sinónimo de achaques, morbilidad y carga familiar, indicó Cabezas en entrevista para Unión Radio.

El concepto de belleza y vitalidad está asociado a patrones muy comerciales, que han sido producto de los medios de comunicación, subrayó.

Hay que resolver la alimentación de los adultos mayores, subrayó. Reiteró su planteamiento de entregar 50 dólares al mes a todos los pensionados.

Son más de 4,5 millones de personas mayores que la están pasando mal, pero peor para los que avanzan hacia ese estado.

El Estado venezolano debe ratificar la convención, eso implica disponer de presupuestos para la atención, políticas públicas adecuadas a las necesidades de las poblaciones.